Los “Riftborn” de Endless Space 2

Aunque el tema de los videojuegos es extenso y mucho más profundo de lo que puede parecer a simple vista, no lo abordaremos por ahora. Sin embargo, dejaré una referencia de un videojuego que he investigado recientemente y que puede darnos una idea de la clase de símbolos y mitos que se pueden llegar a mover en este impresionante ámbito cultural.

Prólogo de los “Riftborn” (literalmente: “Nacidos de la Grieta”)

“El nuestro era un universo prístino.
No sabíamos nada de vuestros Endless, de vuestro polvo…
Hasta que la ruptura abrió un camino entre nuestras realidades,
inyectando una plaga que se propaga como veneno.
Nuestro cosmos de orden y equilibrio fue destrozado para siempre.
Morir, corrompidos y consumidos… No teníamos otra opción.
Somos marginados en el caos que es vuestro universo,
dispuestos a hacer cualquier cosa para salvar a los nuestros.”

¡Saludos!

Anuncios

Acercamiento a la Superestructuración

En este post, iremos, como suele decirse, “al lío”, “directo al grano” y “subiremos un poquito el fuego de unas cuantas matrices” que se toman en serio el estudio de la Sabiduría Hiperbórea. De forma que, antes de nada, hemos de hacer una advertencia que no será la típica de “Mi visión” –aunque tal cosa sea cierta de todos modos–,  sino que en esta ocasión nos pondremos algo más serios:

Importante Advertencia

De ser tomada en Serio y con un Buen Nivel de Atención en una Reflexión Profunda, LA PROPUESTA DE ESTE POST PUEDE CAUSAR UNA TERRIBLE INESTABILIDAD PSÍQUICA e incluso, en el mejor/peor de los casos, acercar al sujeto a una Experiencia Subrúnica. De modo que el lector ESTÁ AVISADO y queda bajo su responsabilidad la decisión de seguir leyendo y, sobre todo, la decisión de orientarse a una Reflexión Profunda de lo expuesto.

* * *

Comenzaremos citando a Felipe Moyano:
Tomo I de la 2ª parte de los FSH, del arítuclo K – “La situación actual del virya perdido”:

«Para evaluar en términos generales la situación actual de un virya perdido hay que
considerar que el mismo se halla habitualmente integrado en varias superestructuras: esta consideración es siempre válida salvo el caso en el cual el virya participa de una Mística racial. La principal es la SUPERESPRUCTURA DEL HECHO FAMILIAR de la que casi nadie escapa; en el tomo noveno se expondrá un método individual, denominado Prueba de Familia, que permite evaluar a cada uno el grado de dependencia que lo liga al Arquetipo familiar y le indica si se encuentra en aptitud de optar por una vía tántrica de liberación. Aparte de, con seguridad, ésta, el virya perdido puede estar integrado en muchas otras superestructuras de hechos culturales, a las que deberá observar y comprender para desencadenarse o evitar la captura. Naturalmente, el virya perdido es escéptico, cree ser libre, y niega o desconoce la existencia de las superestructuras: por eso aceptar su existencia, aunque solo se cuente con una intuición, es ya un primer paso gnóstico. Y es importante entender esto: quien acepta la existencia de las superestructuras, y lucha por comprenderlas y evitar ser capturado por ellas, EN REALIDAD SE ESTA LIBERANDO DEL KARMA. En verdad las superestructuras constituyen la trama dramática del Karma: LA INTEGRACION DEL VIRYA EN UNA SUPERESTRUCTURA COMPENSA DRAMATÍCAMENTE, EN EL ACTO, CIERTOS DESEQUILIBRIOS ARQUETIPICOS CAUSADOS POR HECHOS PASADOS; TAL COMPENSACION ENERGETICA, QUE ES VIVENCIADA COMO DRAMATICA, SE DENOMINA “KARMICA”. Es la “reacción” del mundo exterior, mediante su captura e integración dramática en una superestructura por una “acción” pasada protagonizada por el virya.»

* * *

Ejemplo de Individuo Superestructurado

Fulano, 30 años, español. Señalaremos ALGUNAS Superestructuras en las que está inserto:

Superestructura de Costumbres Regionales & Locales:
Fulano ha nacido y crecido en la periferia de una capital de provincia española y como tal se ha adaptado a una serie de costumbres propias de la zona. De esta manera, los hábitos de Fulano son semejantes a los de otro joven de su zona: estudia, trabaja o se plantea trabajar en el extranjero; sale de juerga de vez cuando con sus amigos; tiene novia o se procura esporádicas relaciones sexuales y cuando no lo consigue se masturba con el fácil acceso a la pornografía que ofrece internet; está al tanto de algunas competiciones deportivas; y, además, cuando tiene un rato, se sumerge en tal o cual videojuego de moda.

Superestructura Estética:
Aunque Fulano no se toma demasiado en serio su imagen personal, se preocupa por ceñirse a los cánones de estética de la actualidad. Así, cuando se relaciona con sus amigos y conocidos, procura llevar una apariencia adaptada a la estética de su grupo de tal grupo.

Posibles Superestructuras Laborales (los casos en los que trabaje):
A) Fulano, aunque posee la preparación para un trabajo mejor o por lo menos mejor remunerado, trabaja como mozo de almacén en un gran centro comercial. Acepta la forma en la que está dispuesto este asunto a nivel social sin darse cuenta de que inconscientemente está formando parte de la consolidación de un sistema laboral precario tan necesario para el neoliberalismo.
B) Fulano trabaja en un país extrajero, en el mantenimiento de un hotel. Allí, casi todos sus compañeros son hispanohablantes, como él, de modo que su círculo de relaciones laborales, salvo pequeños detalles, comparte la misma cultura que la suya. Igual que en el anterior caso, es inconsciente de formar parte de la consolidación de una esclavitud legal en toda Europa. Además, forma parte de una incipiente “cultura del exiliado europeo”. En este caso, distinta a la que ocurrió en la postguerra española. Distinta por el alcance de las comunicaciones digitales de hoy en día.
C) Fulando sigue estudiando y está en los últimos años de su carrera universitaria. Aún así, algunos veranos ha trabajado en varios sitios: como socorrista, como barman y como camarero en una empresa de catering. Esta superestructura cultural apenas se diferencia de las anteriores, salvo tal vez su mayor familiaridad con la superestructura de jóvenes estudiantes.

Superestructura Religiosa:
Fulano no es practicamente de ningún tipo de culto y habitualmente se identifica como “Ateo”. Sin embargo, como tanta gente, reconoce que “cree en algo”. En ocasiones ha investigado de forma muy superficial el paganismo europeo, pero es más un asunto estético y de “turismo cultural” que de verdadera inquietud espiritual. Por otra parte es consciente de cierto cautivamiento que le provocan los procesiones de Semana Santa y la iconografía de las iglesias y catedrales cristianas.

Superestructura Científica:
Fulano confía en el paradigma científico y habitualmente atiende a noticias de divulgación científica en diversos lugares de internet. Además, cuando encuentra alguna noticia especialmente significativa o novedosa hace eco de ella en sus redes sociales.
En una discusión, Fulano defendería el actual paradigma científico diciendo que la Ciencia actual es 100% comprobable, aunque, de hecho, ni él mismo haya comprobado que sea así.

Superestructura Médica:
Fulano confía en el paradigma médico-biológico del occidente actual, de modo que, cuando siente un malestar que no puede analizar por sí mismo acude a la seguridad social o a una clínica privada para que un médico valore sus dolencias y/o posibles síntomas y le ofrezca un veredicto de su estado de salud.
En una discusión, Fulano defendería el actual paradigma médico. Sin embargo, acepta y comprende, aunque de forma superficial, que sea el sostén de uno de los mayores negocios de la actualidad económica del globo y el segundo negocio -sólo por detrás, aunque no siempre, de la banca- de la historia de la humanidad: la industria farmacéutica.

Superestructura Lúdico-Territorial:
Fulano, como casi la totalidad de los jóvenes de su país, no posee una Conciencia de Pertenencia a un Pueblo y lo poco que pueda quedar de la misma, a nivel inconsciente, ha sido orientada -como no podía ser de otra manera- hacia lo lúdico. De esta manera, Fulano, dice “ser seguidor un equipo de fútbol”. Este equipo será una pobre representación de tal Conciencia de Pertenencia a un Pueblo y estará orientada a la competición deportiva. De esta manera, Fulano participará de la Pena y la Gloria que este equipo de fútbol pueda conseguir en diversas competiciones nacionales e internacionales.

Superestructura Política:
Fulano no está afiliado a ningún partido político, pero acepta una buena cantidad de ideas del denominado “marxismo cultural”. Tampoco tiene conciencia del escenario geopolítico de la actualidad y, si se le pregunta, piensa que lo que sucede a nivel político y social en cada país europeo está causado por las clases políticas de cada país europeo. En las últimas elecciones votó a alguno de los partidos autodenominados “progresistas”.
En una discusión, Fulano, sin ser consciente de ello porque ni ha sido instruido ni ha desarrollado curiosidad por una auténtica conciencia política, defenderá una especie de “comunismo de libre mercado” cuya propuesta no es otra que la de una acción absolutamente emocional (centrada en la compasión) y que cierra toda posibilidad del análisis lógico o racional.

* * *

¿Cómo hemos de comprender las Súperestructuras?

Hemos de comprenderlo de la siguiente manera: cuando la actividad mental de Fulano no es de Fulano sino PROPIA DE LA SUPERESTRUCTURA EN LA QUE ESTÁ INSERTO. O sea: si el pensamiento o comportamiento “de” Fulano es propio del Joven Exiliado Laboral, o del Joven Ateo, o del Joven Apolítico, o del Joven Fan de tal o cual equipo de fútbol, etc. Esto es: si ese pensamiento es el que pensaría cualquier otro sujeto inserto en tal estructura, entonces, tal pensamiento NO ES UN PENSAMIENTO PROPIO DE FULANO, SINO DE LA ESTRUCTURA CULTURAL. O sea: EN LA “CABEZA” DE FULANO NO ESTÁ PENSANDO FULANO, SINO LA SUPERESTRUCTURA CULTURAL.

Dicho de otro modo: la Superestructuración debe comprenderse como el Dominio de la Cultura sobre el Pensamiento y el Comportamiento.

¿Cómo habría que actuar al respecto?

No se trata de que ahora uno decida directamente no participar en los escenarios que podríamos denominar propios de la superestructura. ¡De ningún modo! Eso sería intentar sostener un asedio psicológico que no va a poder ser superado. La idea esencial es que Fulano investigue su situación: que tome buena conciencia de la misma. En realidad, la gran batalla es en su terreno mental o psíquico, la gran batalla es evitar que un automatismo gregario ajeno mantenga el dominio sobre su pensamiento y su comportamiento (Castaneda lo llamaría “voladores”). Y tal batalla debe darse en el ámbito psíquico. El ámbito social o material no es más que el resultado de lo que sucede en el ámbito psíquico… De este modo, aquella Voluntad que permita a Fulano tomar distancia estratégica respecto a las superestructuras no será una Voluntad propia del ser gregario, sino una Voluntad propia del Yo: una Voluntad de Cerco.

Si Fulano decidiera mandarlo todo “al carajo” -con perdón por la expresión-, estaría actuando de un modo absolutamente emocional y, por supuesto, nada estratégico. En la situación de Fulano la pauta es SABER PARA PODER. Esto es: la Estrategia DEBE FUNDAMENTARSE en la Conciencia de la Situación y no en la absurda negación y huida que propone la cortísima capacidad estratégica de lo emocional, una reacción que, por cierto, es puramente animal. Fulano debe conservar la FRIALDAD en su ámbito mental y tomar conciencia de su escenario psíquico: descubrir esos elementos que han tomado la orientación de su pensamiento y su comportamiento. Debe prepararse para recuperar la Soberanía de su ámbito mental y tal cosa no será posible si no toma buena conciencia de su situación real. De nada vale engañarse ensoñándose a sí mismo, por ejemplo, como un “iniciado hiperbóreo”, o como un “brujo guerrero”, etc y creerse tales ensoñaciones. Fulano necesita la Luz que ilumine su propia cueva: aquel lugar en el que sólo está él; y NINGUNA superestructura se aportará tal Luz, pues éstas únicamente hacen propuestas externas, orientadas al interminable transitar del Laberinto Exterior que hace mucho se convirtió en una Espiral.

Dicho de otro modo: en su ámbito mental y psíquico, Fulano debe “hacer sitio al Yo”, pero no a la Hipóstasis del mismo que es, de hecho, esa identidad que exhibe al estar superestructurado. Dentro de esa Hipóstasis, de ese Yo-Social, ha de surgir un Yo que nada tiene que ver con lo exterior. Ese “nuevo-antiguo” YO es su garantía de Soberanía y Libertad.

De este modo, al tiempo que Fulano va tomando conciencia de las superestructuras que han tomado su pensamiento y su comportamiento, habrá de ir reflexionando profundamente cuestiones como:
– Si mi pensamiento y mi comportamiento son EXACTAMENTE IGUALES que los de otros millones, entonces, ¿qué garantías tengo de ser un individuo distinto a esos otros millones? ¿qué garantías tengo de que la actividad de mi ámbito mental es mía y no ajena?

¿Cómo descubre Fulano en qué Superestructuras está inserto?

Lo más sencillo para descubrir tal cosa es estar Atento a qué argumentos defendería en, por ejemplo, una discusión. Así, una persona que, a nivel argumental, defiende tal o cual ideología, es una persona que está atrapada en tal superestructura ideológica. Lo repetimos: la superestructura tiene el dominio sobre su pensamiento, de modo que el sujeto es una célula más de tal superestructura y participará de la defensa de la misma.

Ejemplos: si Fulano es madrileño, defenderá Madrid; si Fulano es “Ateo”, defenderá la no existencia de eso a lo que llaman “dios”; si Fulano es científico, defenderá la veracidad “insuperable” de la ciencia actual; si Fulano es fan de tal o cual equipo de fútbol, defenderá a tal o cual equipo de fútbol; si Fulano es “pijo”, “hipster”, “punk”, “hippie”, “grunge”, “emo”, “heavy”, etc. vestirá conforme a la estética que tal superestructura proponga; etc.

* * *

En fin, creo que hasta aquí estará bien, por ahora. Espero que oriente a más de uno a realizar un importante planteamiento estratégico…

¡Gracia & Honor!